Ultimas Noticias


PASTELI PASTELI 2 anuncio disponible ANUNCIO 4

HISTORIA: DEL CABILDO A LA CASA GRANDE DEL PUEBLO


Historia: del Cabildo a la
Casa Grande del Pueblo

 La Paz, 9 ago (ABI).- Una historia de casi 500 años transcurrió desde la construcción del Cabildo o Sala Capitular, en los albores de la Colonia, hasta llegar a la actual Casa Grande del Pueblo, que se alza imponente en el centro histórico de la ciudad de La Paz. 

Hechos de sangre, revueltas, traiciones, elucubraciones y hasta masacre de inocentes rodearon ese espacio de poder, que hoy cambia su característica y se abre al pueblo boliviano, además adopta la plurinacionalidad en su concepto como también marca un paso a la modernidad.

    De acuerdo con Mariano Baptista Gumucio en su libro "Biografía del Palacio Quemado", el Cabildo se levantó en el terreno que era de propiedad de Alonso de Mendoza, fundador de La Paz, y su construcción estuvo a cargo de indios del repartimiento de Chucuito y de aquellos que llegaron de Tiahuanaco, lugar donde hace más de mil años floreció una de las culturas más prominentes.



    El edificio demoró en su edificación casi 10 años, pues en 1560 aún no se había concluido, debido a problemas económicos o la resistencia de los naturales del lugar.

    Tiempo después, acompañó al Cabildo la Catedral que se construyó a su lado, como símbolo del poder espiritual.

    Mientras en los salones del Cabildo se realizaban reuniones de regidores y el pueblo, en los sótanos cumplían sus condenas los asesinos, delincuentes o rebeldes, a veces solo a pan y agua, pues en el interior de esa edificación se encontraba la cárcel pública de donde salían directamente a las horcas que se levantaban en la plaza Mayor.

    Según el autor, el primer conflicto que presenció el edificio de Gobierno fue el que se suscitó en los días del cerco a La Paz comandado por Túpac Katari en 1781, cuando el Cabildo sirvió como hospital ante el brote de disentería, entre otros males, y se sacrificaron a unos 250 indios considerados como "espías o influidores" frente a esa edificación.

    En 1845, ya en la era republicana, el presidente José Ballivián decidió demoler el tricentenario edificio y edificar uno nuevo en el mismo lugar, tarea que se encomendó al arquitecto José Núñez del Prado quien concluyó la obra en 1853.




    El curioso sobrenombre de "Palacio Quemado" que adoptó la casa de Gobierno, a diferencia de otros que llevan nombres de colores como en Buenos Aires, Argentina, la Casa Blanca, o de bienes como en Santiago, Chile, La Moneda, data de 1875, durante la segunda presidencia de Tomás Frías.

    Un complot contra el gobierno de Frías, el 20 de marzo de 1875, tramado por partidarios de Casimiro Corral, detractor de su mandato, atacó el palacio, desde los muros de la catedral con antorchas y trapos encendidos, con lo que logró quemar la cubierta y la madera que lo sostenía.  

    En 1946 una multitud, apoyada por fracciones del Ejército tomó el Palacio de Gobierno. El jefe de Estado, Gualberto Villarroel, y varios de sus colaboradores fueron colgados en los faroles de la plaza Mayor, la víctima fue calificado de "El Presidente mártir" según el escritor Augusto Céspedes.

    Otro hecho sangriento que se añade a la historia es el golpe del extinto Luis García Mesa que violentó el antiguo Cabildo, cuando fue tomada por paramilitares armados que llegaron en ambulancias y llevaron a la presidenta Lidia Gueiler a la casa presidencial en calidad de detenida.




    Ya en 2003, el denominado "impuestazo" al salario, que decretó el entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, derivó en un motín policial, revueltas y un enfrentamiento entre policías y militares el 12 y 13 de febrero, en plena plaza Murillo, frente al Palacio de Gobierno.

    Ese mismo año, Sánchez de Lozada huyó a Estados Unidos presionado por el levantamiento popular que rechazaba la venta de gas al país del norte mediante Chile y se saldó con la muerte de 67 bolivianos y más de 400 heridos.

    Consultado el canciller Fernando Huanacuni sobre la transición del Palacio Quemado a la Casa Grande del Pueblo, aseguró que de ningún modo se trata de un abandono sino de una ampliación de un crecimiento y desarrollo.

    El jefe de la diplomacia boliviana indicó que muchas infraestructuras datan de siglos pasados y se preguntó si las generaciones posteriores ¿no han podido hacer nada más?

    Aseguró que el Palacio de Gobierno se empleará para actos protocolares y se lo conservará como parte de la historia, así como "la bandera y la whipala" o el "22 de enero y el 6 de agosto".

    "Con esa lógica de integración, de diálogo se busca integrar, lo hemos hecho en Bolivia y lo proponemos en la región", mencionó.




-------------------

El Sajama.com Prensa PPA | Noticias de Oruro | Deportes Nacional e Internacional Diseñado por EDUARD - Todos los derechos reservados PPA ElSajama.com Copyright 2018

Derechos Reservados ⓒ 2011-2013 P.P.A "El Sajama.com." La Noticia es Tu Voz.... Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.